seguimos con nuestra manía de hacer circular algunas copias que nos donan a la biblioteca artistas, editores y demás fauna libresca. debido a las restricciones de reunión en la biblioteca, seguimos con la idea de desperdigarnos por otras bibliotecas, haciéndolas crecer y vinculándonos con otros espacios a través de las publicaciones.

esta vez le toca a la biblioteca de nadie nada nunca nada no, uno de los espacios más concretos de madrid, medio berlinés, medio niuyorker.