marcablanca sello editorial | espacio de reflexión y producción editoriales


sábado 7 de septiembre a las 19:00 h

la representaciones de borrachas en el humor gráfico son escasas si se comparan con los cientos de chistes del borracho entrando en casa donde le espera su mujer, rodillo en mano. el borracho existe, la borracha menos. «una mujer que bebe es como si un animal bebiera» (marguerite duras), algo raro, grave, con poca inteligibilidad. será por eso que las dibujan tristes y/o ridículas, sucias y casi siempre pobres. incorrectas. en la cultura popular las mujeres de la clase obrera son menos mujeres, están lejos de ser La Mujer®. y mira, casi que mejor.

son delincuentes, pendencieras que han perdido el juicio social: una mujer de bien no se expone, y menos ebria, en el espacio público o será justamente ridiculizada y sancionada (ella se lo ha buscado) como advertencia a las demás. esta colección de caricaturas son buena muestra de esa advertencia y castigo a su incorrección.

las borracheras lúdicas, la fiesta, la aventura, la celebración de la ebriedad y las risas apenas existían en el imaginario salvo algunas canciones báquicas tradicionales, como aquellas tres comadres borrachas que:

hacen una comilona el día de san andrés 
y cuando estaban borrachas entra el marido de inés, 
–marido mío ¿te has fijado? ¿este mundo anda al revés? 
coge el marido una vara y de palos dio a las tres.

antorchita.bigcartel.com/product/borracha