lo útil y lo agradable van amarraditos los dos (espumas y terciopelo)

en las bibliotecas encontramos información, acceso a los saberes, espacios para compartir con otras, otros, otres… pero también podemos holgazanear, sentarnos y mirar por la ventana (o por la vitrina). podemos perdernos hojeando, pasando revista a los lomos de los libros o a las cubiertas. podemos leer ensayos científicos o las letras de las canciones de nuestra cantante favorita.

en ese sentido, las bibliotecas pueden aprender de los jardines y ofrecerse como lugares para el disfrute, pero también para el cuidado y para la escucha.

este proyecto de #vitrina bibliotecaria quiere utilizar la idea de jardín como una forma de entender el mundo escuchando a los no humanos con los que habitamos. la cultura no es algo opuesto a la naturaleza sino parte de ella. lo vegetal, lo animal y lo mineral conviven en un medio, la naturaleza, en la que las aportaciones humanas son un elemento más.

no queremos una vida sin jardines. no queremos un jardín sin bosques. no nos identificamos con una cultura ajena a la sabiduría de las plantas. si no podemos ver crecer a las plantas, ésta no es nuestra biblioteca.

un proyecto de javier pérez iglesias (delegado de #jardinismos) para la vitrina de marcablanca.